Lentes intraoculares: efectos secundarios y riesgos

La cirugía con lentes intraoculares es una opción cada vez más extendida para el tratamiento de diversos problemas visuales como los defectos refractivos (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo), la presbicia (vista cansada) y las cataratas. En este artículo definiremos qué es la lente intraocular y abordaremos algunos de los efectos secundarios de esta cirugía, al mismo tiempo que mencionaremos algunas opiniones sobre la implantación de una lente para dejar de usar gafas y lentillas o para corregir las cataratas.

¿Cuáles son los tipos de lentes intraoculares?
Existen dos tipos de lentes intraoculares que se usan en la cirugía refractiva. Por un lado están las lentes fáquicas, que se emplean para corregir miopía, hipermetropía y astigmatismo (lentes intraoculares tóricas) en personas jóvenes, y por otro lado están las lentes intraoculares pseudofáquicas (lentes intraoculares monofocales o lentes intraoculares multifocales), que se usan para corregir cataratas y presbicia en personas a partir de 40-45 años.

Gracias a estas lentes también se pueden corregir problemas refractivos asociados a las cataratas y la presbicia o vista cansada, si hablamos de lentes intraoculares multifocales. La diferencia radica en que las primeras se usan conservando el cristalino natural del ojo, mientras que las segundas sustituyen a ese cristalino.

Lentes intraoculares, ¿cuál es la mejor en cada caso?
Cuando se trata de una intervención de cataratas, la implantación de lentes intraoculares es la única solución para el problema visual. También en el caso de la presbicia es la intervención más recomendada frente a la cirugía láser, ya que previene la aparición de cataratas. Sin embargo, cuando lo que queremos corregir es un problema refractivo, la primera opción es el tratamiento con la cirugía láser, un procedimiento más sencillo que la cirugía intraocular.

Sin que existan problemas asociados como las cataratas o la vista cansada, la implantación de lentes intraoculares fáquicas (habitualmente de tipo ICL) para defectos refractivos se recomienda en pacientes que, por el motivo que sea, no pueden someterse a cirugía refractiva láser.

Lentes intraoculares: eventuales problemas y riesgos
La implantación de lentes intraoculares está prácticamente exenta de efectos secundarios. Gracias a la flexibilidad de las lentes ICL, la intervención, a pesar de ser una cirugía intraocular, es mínimamente invasiva. No obstante, al igual que con cualquier tratamiento quirúrgico, también se deben tener en cuenta algunas contraindicaciones de la cirugía con lente intraocular.

Lente intraocular: efectos secundarios y cuidados
A pesar de tratarse de un elemento ajeno al cuerpo, las lentes intraoculares están fabricadas en un material que no provoca rechazo del organismo ni molestias a los pacientes. No obstante, estas lentillas intraoculares pueden provocar algunos efectos secundarios, como ocurre con cualquier intervención quirúrgica. Veamos algunos

2. Primeras lentes intraoculares: efectos secundarios

Anteriormente, las lentes, tanto fáquicas como pseudofáquicas, eran demasiado duras, lo que obligaba a practicar una incisión mayor para introducirlas durante la cirugía. Además, el roce con el cristalino podría acelerar la aparición de cataratas. Hoy en día esto se ha resuelto gracias a la aparición de lentillas intraoculares de última generación, que son las que usamos en Clínica Baviera, y que dadas su flexibilidad su y extraordinaria delgadez permiten introducirlas plegadas a través de una incisión mínima en la zona ocular.

3. Ojo imperfecto

Es importante incidir en que, aunque hayamos corregido los defectos visuales causados por los problemas refractivos, el ojo sigue siendo lo que llamamos un “ojo imperfecto”. Por lo tanto, el paciente deberá realizarse controles rutinarios para evitar complicaciones.

4. Infecciones en el sitio de la operación

Las infecciones en el quirófano son uno de los mayores riesgos de cualquier tipo de intervención quirúrgica. Aunque la incidencia es extremadamente baja, la operación intraocular puede complicarse si tal cosa ocurre. Por esta razón, es muy importante encontrar una clínica acreditada en la que se preocupen porque todo el equipamiento esté en perfecto estado. La tensión ocular puede aumentar tras la colocación de la lente, por lo que es necesario llevar un control de la misma.

5. Inflamación intraocular de la úvea

Finalmente, estos procedimientos están contraindicados para personas que sufren uveítis (inflamación intraocular de la úvea, que es la capa media del ojo encargada de aportar la mayor parte de la sangre a la retina) o que tienen una cámara posterior del ojo muy estrecha (ya que no cabría bien la lente).

Operación de la lente intraocular: opiniones de pacientes
Por si aún tienes dudas de la eficacia y los beneficios que supone una operación de lente intraocular, te proponemos que oigas algunos testimonios de pacientes que ya se sometieron a la operación.

Charo Pérez, por ejemplo, una paciente que acudió a Clínica Baviera para ser operada de presbicia con la cirugía de lente intraocular multifocal, echa la vista atrás y señala lo positivo que ha resultado esta decisión en su vida diaria: “No dudaría en volver a hacerlo. No depender de las gafas para poder ver es una forma de sentirse realmente libre”, dice.

Antonio, otro paciente que se sometió a la implantación de una lente intraocular multifocal, resume los beneficios de este procedimiento en un par de frases: “Estoy muy contento con mi operación de miopía y presbicia con lente intraocular. Ahora sí que veo y soy capaz hasta de leer cosas con poca luz. Sinceramente, estoy encantado con el resultado”, afirma.

A pesar de que la operación con lente intraocular puede tener algunos efectos secundarios, hay que recalcar que los resultados de la intervención son muy satisfactorios para los pacientes que se someten a ella y sigue siendo una alternativa excelente. En Clínica Baviera tenemos más de 15 años de experiencia en este tipo de implantes. No dude en consultarnos si está pensando en realizarse una cirugía con lente intraocular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *